Marc Márquez solo depende de sí mismo para ser campeón

Puede que Marc Márquez se perdiera poder correr el pasado fin de semana el GP de Andalucía, debido a la lesión sufrida una semana antes, pero el piloto está convencido de que tiene tiempo suficiente de recuperación y ya se prepara para su vuelta a la pista con el próximo GP de República Checa que se celebra entre el 7 y el 9 de agosto.

Marc Márquez solo depende de sí mismo para ser campeón

Sus dos ceros en el Ángel Nieto de Jerez, uno por caída y otro por incomparecencia, son la cruz a la cara de Fabio Quartararo, que permite al francés tener 50 puntos sobre el español con 11 carreras como mínimo aún por disputarse, pero acabamos de comenzar el Mundial de MotoGP como aquel que dice y en todo caso Márquez depende de una sola persona: él mismo.

De tratarse de cualquier otro piloto, podría ser misión imposible remontar una distancia como esa, pero Márquez solo quiere depender de él matemáticamente porque podría ser ganador del mundial sin gana todas las carreras que dispute desde ahora hasta el final del campeonato y aunque Quartararo quedara siempre en segunda posición. Quedan 11 carreras, de modo que en el caso de que Honda se llevara los 11 primeros  puestos y Yamaha los 11 segundos, proclamaría campeón a Márquez ganador por cinco puntos cuando acabara el mundial el 15 de noviembre.

La hazaña de ganar 11 carreras de forma consecutiva parece imposible, dado que siempre pueden aparecer problemas de toda índole, pero no podemos poner en duda a Márquez, si tenemos en cuenta que Márquez ha sido campeón del mundo en ocho ocasiones, pero

Es cierto que es muy difícil que nadie pueda ganar 11 carreras de forma consecutiva, porque siempre surgen cosas, pero también es importante recordar que Márquez ya fue capaz de ganar 10 GGPP de forma consecutiva en 2014, aunque también sería de esperar que Quartararo podría desesperarse, y mucho, sin finalmente queda relegado a un constante segundo puesto.

Y en cuanto a remontar puntos, Márquez es también un experto. Viajemos a 2011 cuando el piloto catalán logró remontar 82 puntos de desventaja a Stefan Bradl en Moto2, aunque se quedara a las puertas debido que por problemas de visión (tras una fuerte caída en los primeros libres de Sepang),  se quedó sin poder disputar las dos últimas carreras del año.

Por todo ello, no podemos poner en duda para nada que Márquez lo consiga o que al menos lo intente. De hecho recién operado ya ha intentado días atrás poder participar en el  GP de Andalucía, aunque finalmente no pudo participar al darse cuenta que su brazo no estaba todavía lo suficientemente fuerte para competir.

Deja un comentario