Rossi meditó retirarse tras perder en el GP de España

El debut de Valentino Rossi en el Mundial de MotoGP 2020 no fue el que se esperaba, por lo que el italiano incluso pensó en retirarse tras celebrarse el primer GP de Andalucía, aunque luego pudo lograr en el segundo, también celebrado en Jerez, un tercer puesto.

Rossi meditó retirarse tras perder en el GP de España

El nueve veces campeón del mundo, de 41 años, con 25 años a sus espaldas estando la élite mundial, estuvo a punto de dejar el campeonato y retirarse el pasado 20 de julio, cuando, al volver a su rancho de Tavullia (Italia), le confesó a su padre, Graziano Rossi, expiloto de 250cc, que quería dejarlo tras vivir uno de los peores fines de semana de su carrera.

En el primero de los grandes premios de este atípico Mundial (debido a la pandemia), el italiano fue incapaz de hacer casi nada con su Yamaha M1, la misma máquina que llevada por Fabio Quartararo, Maverick Viñales y Franco Morbidelli parecía «volar» y haciendo que todos ellos quedaran entre los 5 primeros puestos en todos los entrenamientos. Pero para Rossi no fue lo mismo: acabó: 13º en el FP1 del viernes; 20º en el FP2 del mismo día; 8º y 17º en el FP3 y FP4 del sábado; 9º en la parrilla de salida y, en carrera, cuando quedaban cuatro vueltas y cuando ya le había sobrepasado,Marc Márquez (Honda), en plena remontada, tuvo que dejar la pista por rotura de motor.

«Por vez primera en muchos años«, explicó Carlo Pernat, quien fue descubridor de Rosssi, «vi a Valentino cansado, desanimado, mal física y mentalmente. Cuando le pasó Márquez, estaba totalmente embarazado».

«Jamás había visto a ‘Vale’ tan triste como cuando regresó de Jerez tras correr la primera carrera de la temporada«, dijo Graziano Rossi a Massimo Calandri, periodista del periódico italiano «la Repubblica». «Quería dejarlo, pero, finalmente, sigue por que ama las motos. Aquel lunes le parecía que era inútil seguir, que todo lo que había hecho no le servía para nada y que no valía la pena tanto sacrificio y stress para acabar el séptimo o tener que abandonar«.

El padre de Rossi reconoció que estuvo hablando durante mucho tiempo con su hijo y finalmente, ‘Vale’ optó por darse un nuevo periodo de reflexión antes de decidir si renovaba con Yamaha como piloto oficial. «Todo el mundo sabe que Valentino ya solo corre para divertirse y, por tanto, en el mismo momento en que esa diversión se convierte en sufrimiento, en desencanto, es lógico que se desanime y piense en dejarlo«, explicó Graziano. «Yo no le dije nada especial que no le dijera las otras veces que hemos hablado, en el sentido de que lo importante es que disfrute en la pista, cosa que ocurrió a la semana siguiente».

Durante ese primer fin de semana de la temporada, celebrado entre el 17 al 19 de julio, Rossi  recibió duras críticas por parte de muchos de los asistentes en el «Paddock» pero luego llegó el fin de semana siguiente, cuando Rossi decidió plantar cara a todos y con un esfuerzo impresionante logró quedar tercero, en una carrera extraordinaria, por detrás de las Yamaha de Quartararo y Viñales. Toda una alegría y un revulsivo para Rossi que por otro lado, no se subía al podio desde el año pasado (EEUU-2019).

Deja un comentario